¿En qué consiste escribir un libro? Aquí están los 5 pasos para escribir y publicar tu historia



Quieres escribir un libro, muy bien. Quizá tengas la idea de que es un proceso muy complicado o que no cualquiera puede hacerlo, pero la verdad es que escribir un libro tiene más que ver con la mentalidad que con las capacidades que tengas. Si tienes ganas de hacerlo y no tienes idea de cómo empezar o cómo sea el proceso, sigue leyendo, en este blog intentaré resolver tus dudas. Lo que te ofrezco en estas líneas es en base a mi experiencia, y aunque puedes escuchar todo tipo de consejos (en algunos casos son contradictorios) lo más importante es que los pruebes y decidas qué funciona para ti.


1. Necesitas tener una idea




Lo primero que tienes que hacer es pensar en el tema del que vas a escribir. ¿De qué género es tu historia?, ¿cuál es la trama?, ¿tienes algún o algunos personajes en mente?


Si no estás seguro del género, puedes preguntarte qué tipo de emociones quieres invocar en tu lector, ¿los quieres asustar?, ¿quieres hacerlos sentir enamorados?, ¿quieres tenerlos en suspenso?, ¿hacerlos reír? Es importante que tu historia tenga uno o dos géneros bien definidos para que puedas escribir en ese estilo, por ejemplo, en una historia de terror y ciencia ficción ocuparás un vocabulario muy distinto al que usarás escribiendo una novela romántica.


Si no estás seguro de la trama, no importa, puede ser que seas una persona muy estructurada y tengas un excel con tus capítulos definidos de principio a fin, o que vayas escribiendo de acuerdo al momento sin un plan detallado, cualquiera de las dos formas son correctas, aunque dependiendo de tu personalidad una de las dos hará que se te facilite el proceso. Independientemente de que tengas un plan detallado o no, querrás tener a la mano una libreta (o un documento en blanco ya sea excel, word, o el programa que elijas) en donde podrás hacer todo tipo de anotaciones. Es importante que siempre tengas acceso porque nunca sabes en qué lugar o momento te van a llegar ideas importantes para tu historia.


Ahora, regresando a la trama, ¿de qué se puede tratar el libro?, suponiendo que piensas en un tema (tu idea central) como "Un señor deja una casa de ancianos para recorrer el mundo". En este caso puede tratarse de una comedia. Bien, lo que necesitas una vez que tengas tu tema, es pensar en un obstáculo, porque eso le va a poner el sabor a tu historia. En el caso del señor que deja la casa de ancianos, puede ser que sus hijos, muy preocupados, intentan hacer de todo por convencerlo de quedarse o impedir su viaje. El punto es que aquí el señor, llamémoslo Don Benito, tendrá que encontrar la forma de convencer a su familia o escaparse para poder lograr su objetivo. Listo, con esto ya tienes una idea a desarrollar.


2. Desarrollar la historia



Siguiendo con el ejemplo de Don Benito y su viaje, al comenzar a escribir la historia puede ser que tengas muy claro el final "la familia va a terminar viajando con él" pero no tengas idea de cómo empezar, o a lo mejor es al revés, tienes muy claro el inicio "Don Benito despierta harto de estar en la casa de ancianos y recuerda la conversación que tuvo con sus amigos de la universidad en donde decidieron que viajarían por el mundo", no importa qué parte de la historia tengas clara, inicio, mitad, final, o un poquito de todo, haz todas tus anotaciones (o dibujos), y comienza a conectar una con otra, como si hicieras una línea de tiempo. Deja los espacios en blanco de lo que no sabes, ya sea que pongas una X, o alguna marca de pendiente, y continúa con lo demás.


Ejemplo

  1. Don Benito decide viajar

  2. Los hijos se enteran del viaje y deciden impedírselo

  3. Benito comienza el viaje

  4. X

  5. Los hijos viajan con Benito

En este caso puse una X en el climax, ¿qué hace que los hijos decidan "aprobar" el viaje y acompañarlo?, o ¿qué aventuras tiene Benito en su viaje?, las decisiones las podrás tomar más adelante, de hecho, conforme comienzas a escribir, es posible que tu idea cambie... A lo mejor, una vez que comienzas con tu primer capítulo, se te ocurre que uno de los hijos, el menor quizá, es quien convence a su padre de viajar, o alguno de los nietos. La trama puede desviarse de tu idea original y eso está bien, el punto es que comiences a escribir, y cuando te atores en una parte, la dejes en blanco y sigas escribiendo. Cuando menos te lo esperes tendrás tu borrador terminado. (El borrador es el libro sin revisar, es decir, puedes tener faltas de ortografía o errores gramaticales en esta etapa, nada de eso es importante, este paso es contarte la historia a ti mismo).


Independientemente del género, vas a necesitar investigar mucho. Junto a la edición, la investigación ocupa una gran parte de tu tiempo como escritor. Si sitúas tu historia en algún lugar real del mundo, necesitas averiguar mucho sobre ese lugar, ahora con Google Earth es muy sencillo de hacer, pero necesitas imaginar que estás ahí. Si tu personaje tiene 70 años, necesitas averiguar cómo se mueve una persona mayor, qué tipo de debilidades puede tener, tanto físicas como mentales, cuándo nació, cómo es su forma de hablar, vestir, etc. Si escribes acción, quizá necesites aprender sobre peleas, o uso de armas. No importa el género que escribas, siempre tendrás que complementar tus ideas con investigación. Puedes ver videos, buscar en sitios de internet (asegúrate de que sean fuentes confiables) leer, ver documentales, etc. Además el saber más sobre estos temas despertará tu creatividad y te dará buenas ideas.


3. Revisar, revisar, revisar



Muy bien, terminé mi borrador y ya tengo mi historia, ahora es importante (y algo tedioso) revisar la redacción y continuidad. La redacción es la gramática, ortografía, y estilo de escritura, y la continuidad es asegurarte de que si tu personaje tuvo un accidente y le pusieron un yeso, lo tenga en las siguientes escenas hasta que se lo quiten. O si estás escribiendo una escena de un desayuno, no salga la luna en el siguiente párrafo, en resumen, que los datos coincidan con el ritmo de la historia. En cuanto a la revisión, puedes hacerlo tú mismo pero se recomienda contratar un editor por varias razones, la primera es que conocen las reglas y leen tu historia bajo una lupa que encuentra errores, mientras que cuando tú mismo lo revisas, es posible que tengas visión túnel y dejes de ver algunos. Ellos saben en dónde va la coma y el punto, y en qué momento separar tus párrafos. Por otro lado, es una tarea monumental, y te va a llevar mucho tiempo y mucha paciencia.


Además de la corrección de estilo y revisión ortográfica, algunos editores te ayudan con el tema del formato. El formato que uses depende de cómo vas a publicar. Si lo quieres hacer de forma independiente, yo recomiendo Amazon, ahí está la mayoría de mis libros disponibles y es lo más sencillo de usar. Además de que no te cuesta nada publicar con ellos, tus libros pueden llegar a mucha gente y tienes la versión impresa y digital disponibles, y una vez que subes tus libros, ya solo te encargas de cobrar tus regalías, es todo. En el caso de Amazon, ellos manejan plantillas de Word en donde las descargas y ya tienes el formato de tu libro.


También necesitarás tu portada (ya sea que la compres en internet, o alguien te ayude a diseñarla. Regresando a Amazon, puedes hacer una gratuita con su banco de imágenes, y el mismo programa te va guiando en el proceso, solo hay que tener en cuenta que no son imágenes exclusivas y puedes encontrarlas en otros libros. Lo ideal es que tu libro tenga su propia imagen y una portada con la que estés realmente satisfecho.


Necesitarás redactar tu sinopsis, ¿de qué se trata la historia?, si es para una editorial, la escribes completa, quiero decir que no te tienes que preocupar por arruinarle el final. Sin embargo, para la contraportada, tu escribes un resumen sin darle "spoilers" a tu lector, pero por supuesto, tiene que llamar la atención y describir tu trama y conflicto principal.


4. Publicar de forma independiente o hacer una propuesta para una editorial




Aunque he hablado de Amazon, existen distintas formas de publicar.


  • La forma tradicional: En esta forma haces una propuesta en donde hablas un poco sobre quién eres tú y la sinopsis completa de tu obra. Esta propuesta es una carta de venta, quieres convencerlos de que tu historia es atractiva y de que será para ellos fácil venderla. Con el crecimiento de los libros digitales y las otras formas de publicar, se ha hecho más difícil conseguir contratos de forma tradicional, sin embargo no es imposible, solo tienes que asegurarte de enviar tu propuesta a una editorial que trabaje con tu género y asegurarte de que tu libro está terminado. Existen otros sitios en donde te explican a detalle como realizar esta propuesta, averigua antes de enviar tu carta y no te preocupes por ser rechazado, es muy probable que vengan muchos noes antes del sí.


  • La forma independiente: Sitios como Amazon hacen que publicar sea muy sencillo y para cualquiera, y aunque esto quiere decir que puedes encontrar todo tipo de libros (tanto buenos como malos), significa que tienes la facilidad de acceder al mundo de la escritura sin necesidad de un contrato. Ahora, si quieres vivir de la escritura, vas a necesitar hacer labor de venta, ¿cómo?, a través de campañas en internet, promoción, o haciendo presentaciones físicas de tus libros. Más adelante hablaré sobre este tema, por ahora, lo importante es que sepas que publicar de forma independiente es posible.


  • La forma híbrida: Muchas editoriales, por el mismo incremento en ventas de los libros digitales, han perdido fuerza y no pueden ofrecer los mismos contratos que ofrecían antes a un escritor, por lo que muchas de ellas cobran por un tiraje (la impresión de un cierto número de libros), lo revisan, lo corrigen, te hacen propuestas de portadas en caso de que crean que es necesario cambiarla para vender más, y organizan toda la parte de marketing, desde firmas del libro, entrevistas en radio o televisión, etc. Es muy importante que si llegas a tener una propuesta de este tipo, averigües testimonios de escritores que han publicado con ellos, ya que hay mucho fraude en el medio y hay agencias que te ofrecen contratos y se quedan con un porcentaje de tu libro sin cumplir con su parte, así que infórmate bien antes de firmar.


5. ¡CELEBRA!



Ok, este no es un paso pero no olvides festejar tu logro, haz hecho algo que la mayoría quiere hacer pero no comienza o deja a la mitad, ¡CELEBRA! ¡CELEBRA! ¡CELEBRA!


Espero que te haya servido este blog, cualquier duda puedes dejar un mensaje en las redes sociales y te responderemos a la brevedad. ¡Saludos escritor!


18 vistas

F. Carod

International writer & Life Coach

fer@fcarod.com